Sociedad | Comprometidos | Internacionales

Sección de Noticias

: Información, opiniones, columnas y notas "periodísticas"

Este italiano inventó una aplicación que permite a los ciegos “ver” el mundo a su alrededor

Inspirado por la historia de un amigo de infancia, el ingeniero de computación Alberto Rizzoli creó la aplicación Aipoly Vision, que utiliza inteligencia artificial para identificar objetos. Su reto, ahora, es beneficiarse con una aplicación cuya receta apenas paga los costos con el servidor

El año pasado, la memoria del ingeniero de computación Alberto Rizzoli regresó en los tiempos de adolescencia, en Roma, en contacto con las primeras investigaciones sobre inteligencia artificial. Es que Giacomo, un amigo de la familia que se quedó ciego en un accidente de caza, a menudo pedía la siguiente ayuda: “Alberto, usted puede describir lo que está a nuestro alrededor para mí?”

Narrar la escena no era problema alguno para Alberto. “¿Y si las personas ciegas tuvieran un narrador con ellas todo el tiempo, dentro de su bolsillo?”, Pensó. A partir de esa reflexión que Rizzoli, al lado del colega Simon Edwardsson, tuvo la idea de crear la aplicación Aipoly Vision, que dice en audio lo que ve delante de él. En la época, ambos estudiaban en la Singularity University, institución ubicada en el corazón del Valle del Silicio que estimula a los alumnos a usar la “tecnología exponencial” para resolver los problemas del mundo.
Hoy, la aplicación aún no puede describir escenas complejas o acciones, como “hombre caminando a caballo”. Pero ya es capaz de identificar miles de objetos y colores. La aplicación puede diferenciar, por ejemplo, una coliflor de un brócoli o un pimiento rojo de un pimiento amarillo. Puede ser útil también en la identificación de cajas de remedio, situaciones importantes para el deficiente visual que esté solo en casa.

Premiado en la categoría de “Mejor Innovación” en el CES 2017 feria de tecnología, la Visión Aipoly (también disponible en portugués, en iOS y Android) ha sido utilizado por 400 000 personas, de acuerdo con Rizzoli. El camino que la startup tiene por delante, sin embargo, no es simple. Aipoly no da ganancia y no dará. “La mayoría de los discapacitados visuales del mundo viven en situación de pobreza relativa”, dice Rizzoli. “No pretendemos lucrar con eso.” A pesar de que el arranque cobra por el acceso a algunas funciones de la aplicación, la cantidad sólo sirve para cubrir gastos con el servidor. ¿De dónde, entonces, vendrá el dinero? En conversación con Época NEGOCIOS, Alberto Rizzoli habló de su modelo de negocio y contó los detalles de cómo tuvo la idea de crear la aplicación.

La idea de la aplicación surgió a partir de una conexión que usted hizo entre sus estudios en inteligencia artificial y un recuerdo de la infancia. ¿Cómo fue eso?
En 2015, los experimentos en el campo de la inteligencia artificial estaban básicamente relacionados con la descripción de imágenes con sentencias. Usted proporcionaba al ordenador una imagen y el resultado de esa acción era una frase (por ejemplo, “sol entre montañas”). La precisión era baja y las respuestas eran muy simplistas. Cuando vi esas investigaciones, pensé en un amigo de familia, el Giacomo, con quien crecí en Italia. Él se quedó totalmente ciego en un accidente de caza. Y Giacomo era un escritor. Las narraciones visuales y las memorias visuales eran cosas extremadamente importantes para él. Era común, durante nuestros paseos, hacer pedidos como éste: “Alberto, usted puede describir lo que está a nuestro alrededor para mí?” Entonces yo decía: “A nuestra derecha tiene un árbol … Con muchas flores. A la izquierda tiene una estatua … Aquí de nuestro lado tiene una fuente … Al frente hay un río … ”

Esta reflexión me llevó al razonamiento de que la persona con deficiencia visual tiene extrema dificultad para consultar la memoria relacionada a lugares que visita, por ejemplo. Una persona con discapacidad visual que va a una nueva ciudad, cuando regresa, ella se acuerda de los sonidos, de los olores … Pero cuántas otras memorias no podría tener si alguien narra a los ambientes? Así que pensé en cómo sería interesante si los discapacitados visuales pudieran tener la oportunidad de caminar con un narrador en su bolsillo, en el smartphone. En aquella época, sin embargo, muchos de los trabajos en el área de visión por ordenador (que trata de la interpretación de imágenes) usaba servidores lentos. Usted envió la foto al ordenador (como en una carga) y la respuesta en relación a lo que estaba contenido en esa imagen tardaba unos segundos. Había algunas empresas en las que el esquema, en realidad, consistía en que usted enviara la foto vía computadora a un ser humano que, allá del otro lado, escribía lo que estaba viendo. En ese momento, fuimos más allá y desarrollamos la primera versión de una aplicación para smartphone capaz de usar la inteligencia artificial en tiempo real. En esta versión, usted “escaneaba” los objetos con el celular y, en tres segundos, obtenía la respuesta en relación a lo que el aparato estaba viendo.

Hoy la respuesta es prácticamente instantánea. ¿Cómo se dio esa evolución?
La velocidad de la aplicación se triplicó de 2015 para acá. Además, el número de cosas que el Aipoly reconoce crece de forma exponencial. La primera versión de la aplicación tenía el vocabulario de un niño de dos años y medio.

 

Resultado de imagem para alberto rizzoli

 

 

Dejar un comentario