Sociedad | Comprometidos | Internacionales

Sección de Noticias

: Información, opiniones, columnas y notas "periodísticas"

La ceguera ya afecta a 36 millones de personas en el mundo

Un estudio publicado ayer en la revista médica Lancet indica que actualmente la ceguera afecta a 36 millones de personas en todo el mundo y, aunque la prevalencia de la deficiencia en la población mundial ha disminuido, los expertos advierte del aumento en el número absoluto de casos. Entre las hipótesis para explicar el cuadro, además del crecimiento de la población mundial, los investigadores apuntan como posible causa el envejecimiento de la población. Los científicos proyectan que la cantidad de personas con discapacidad visual tiende a seguir creciendo.

La expectativa es que, en 2020, la ceguera llegue a 38,5 millones de personas. Ya en 2050, serán casi 115 millones de ciegos en el mundo. La cantidad de pacientes con compromiso de visión variando de moderado a grave golpeará la casa de los 588 millones en el mismo año. Actualmente, hay 217 millones de personas con compromisos en esos niveles (en 1990 eran 160 millones). Los médicos señalan, sin embargo, que las proyecciones pueden cambiar de acuerdo con la evolución de la población mundial.De acuerdo con el informe, los más afectados viven en países en desarrollo.

Para llegar a esas conclusiones, la investigación analizó la situación de 188 países entre 1990 y 2015 a partir de Global Vision Databases, una base de datos sobre el tema.

– Incluso una deficiencia visual leve puede afectar significativamente la vida de una persona. Puede, por ejemplo, reducir su independencia.En muchos países, (la deficiencia visual) a menudo significa que la gente está impedida de conducir.Así como reduce sus oportunidades educativas y económicas, comentó el investigador Rupert Bourne, responsable del estudio. – Con el número de personas con discapacidad visual creciendo, debemos actuar para aumentar nuestros actuales esfuerzos en lo que se refiere al tratamiento a nivel mundial, regional y nacional.

Aunque la cantidad de personas ciegas aumentó de 30,6 millones en 1990 a 36 millones en 2015, la prevalencia de la deficiencia visual en relación con la población mundial cayó. Si hace 17 años el índice era del 0,75%, en 2015 la tasa fue del 0,48%. El mismo movimiento ocurrió con los casos de compromiso moderado a grave de la visión, pasando del 3,83%, en 1990, al 2,90%, en 2015. Pero aunque el porcentaje con relación a la población mundial haya caído, la proyección de los resultados los expertos están en que estas tasas vuelvan a subir ligeramente en 2020.

ACCESO A LA SALUD EN JUEGO

Los científicos también analizaron casos menos graves de deficiencia visual, como la presbicia- dificultad para ver de cerca, principalmente a partir de los 40 años, la popular “vista cansada” – y constataron que al menos 1.100 millones de personas mayores de 35 años en todo el planeta sufren de ese mal.

– La incidencia de algunas enfermedades, que en el pasado era menor, ahora es mayor. Muchas de estas enfermedades se relacionan con el envejecimiento. La maculopatía, que afecta la retina, está relacionada con la edad. Hay todavía la presbicia, el glaucoma, la catarata. “Son enfermedades que están aumentando en el mundo-afirma Paulo Augusto de Arruda Melo, profesor de oftalmología de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp) e integrante del Consejo Brasileño de Oftalmología (CBO).

El informe muestra que los países con menores ingresos son los más afectados por la ceguera. Un ejemplo es que, en 2015, tanto en el Oeste como en el Este del África subsahariana y en el sur de Asia, la prevalencia de ceguera fue superior al 4%. Mientras tanto, en regiones de alta renta, como Europa y América del Norte, entre otras, el índice fue del 0,5%.

De acuerdo con Melo, la mayor prevalencia de casos de ceguera está íntimamente ligada a la precariedad en la oferta de servicios de salud y educación:

– En los países donde no hay acceso a la educación y acceso deficiente a la salud hay un gran número de discapacitados visuales. Son personas que, por falta de información, no se protegen y tienen mayor número de accidentes de trabajo. O las personas que tienen una mala alimentación. Hay todavía la población que tendría condiciones de recuperar la visión y no tiene acceso a la salud.

 

Dejar un comentario