Sociedad | Comprometidos | Internacionales

Sección de Noticias

: Información, opiniones, columnas y notas "periodísticas"

La escuela de perros guía contribuye a mejorar la vida de ciegos en Brasil

Resultado de imagen para perros guia cachorros

Brasil tiene 14.727 personas que no ven en modo alguno, y 174.550 personas con gran dificultad de ver.

Una escuela de perros guía contribuye a mejorar la vida de personas ciegas en Santa Catarina. A pesar de ser considerada una compañía esencial para el día a día de un deficiente visual, el número de perros guía en Brasil todavía no es suficiente para atender a la demanda para conseguir tener la tecnología asistiva. Entre las adversidades, está la ausencia de recursos para el mantenimiento y entrenamiento de los animales.

En un intento de minimizar estas barreras, Escuela de Perros Guías de Helen Keller en Camboriú , sin fines de lucro, desarrolla una obra que refleja la calidad de vida de muchos de Santa Catarina y representa el 20% de los 150 perros guía existentes en el país hoy en día .

El reportaje integra la serie del SC + y muestra la fuerza de voluntad de las personas que creen en la inclusión y el potencial de los animales, que juntos separan por Santa Catarina más lecciones de ciudadanía y de respeto.

Según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) son 582 mil personas ciegas y 6,5 millones de personas con baja visión. Sin embargo, los números están desactualizados, pues son con base en el Censo 2010. La región Sur concentra la mayor proporción de personas con deficiencia visual con el 5,4%.

En Santa Catarina, 14.727 personas no pueden ver en modo alguno y 174.550 personas tienen gran dificultad para ver. Los datos registrados en la Asociación de Deficientes visuales de Itajaí y Región (ADVIR) indican que las ciudades de la micro-región de Foz del Río Itajaí que tienen mayor número de ciegos o baja visión son Itajaí (268), Navegantes (142) y Balneário Camboriú (26) 76).

La escuela fue creada con el objetivo de disminuir ese déficit y promover el entrenamiento y adaptación de perros genéticamente predispuestos al trabajo de guía sin costos para persona ciega o baja visión.

“Lo que más inspira en este trabajo es poder contribuir a disminuir la enorme fila de espera por personas ciegas o baja visión de nuestra sociedad, para que ellas tengan la oportunidad de mejor calidad de vida, en su movilidad con menor dependencia de terceros, o sea, promover mi responsabilidad social “, afirma el director presidencial de la escuela, Enio Gomes, de 67 años.

Fundada en 2010, la sede comenzó los trabajos con instalaciones modestas en Florianópolis. La sede física actual fue inaugurada en julio del año pasado y los trabajos resultaron en la formación de 23 nuevas parejas de usuarios perros guía, las últimas fueron formadas y entregadas gratuitamente, en los meses de noviembre y diciembre de 2016, dos en enero de 2017.

Cambio de vida

El jubilado Jairton Fabeni Domingos, de 52 años, presidente de la Federación Catarinense de Entidades para Ciegos, fue contemplado en la última entrega de perros guía. Él afirma que fue premiado en la lotería cuando la Alegría llegó y cambió radicalmente su vida. Portador de una enfermedad que provoca la degeneración de la retina y pérdida gradual de la visión, que lucha desde 1992 para abandonar el bastón.

Resultado de imagen para perros guia cachorros

“Debería tener muchas más instituciones como ésta, principalmente por la cantidad de usuarios que necesitan. La diferencia es muy grande, hoy no golpeamos más en árboles y no suelo más en charcos de agua. Mi autonomía es otra, además de la sensación de seguridad y la socialización con las otras personas. “Yo nunca más estuve solo en ninguna caminata, porque ella está siempre conmigo, es una amiga 24h”, afirma.

Formación de perros guía

Con 45 días los cachorros son llevados a las familias socializadoras que, de forma voluntaria, tienen la responsabilidad de cuidar del animal.Durante ese período, los perros guía aprendices reciben educación básica y experimentan las más diversificadas experiencias. Todos los costos con el perro, desde la ración hasta visitas al veterinario, son pagados por la escuela, por medio de apoyos y donaciones. El entrenador e instructor de la escuela hace el seguimiento del perro guía aprendiz durante ese período.

Después de la fase de socialización ellos regresan a la escuela y se quedan hasta 6 meses para recibir el entrenamiento específico. Además, pasan a la fase de adaptación con los deficientes visuales que pueden durar un mes dependiendo de cómo sea el entramado.

La familia de la profesora Roxana Vanesa Milak, de 41 años, es socializadora desde noviembre de un perro guía matriz Waffle, de ocho meses, que generará los nuevos animales para la escuela. “Es una responsabilidad muy grande, pues muchas personas están esperando un perro guía. Para mi alegría fui elegida para iniciar el proyecto que tiene el objetivo de entrenar a 30 cachorros al año. Ella es de una camada que vino del exterior, de una generación de 60 años de perros guía. Sabemos que la genética es fuerte “, afirma.

Según la profesora, la oportunidad de participar en la escuela posibilitó la práctica de un trabajo voluntario y también un ejercicio de empatía.

“Nunca se sabe cuando necesitamos a alguien, si estoy a mi alcance estaré siempre lista. No es fácil salir para socializar a un perro y ser mirado con cara fea, aun teniendo identificación y ser amparada por ley “, explica.

Imagen relacionada

La institución busca apoyo de personas físicas y de empresas para ser socios en el proyecto social. La causa también inspira la literatura como el libro Amor de Guía, escrito por la periodista Natalia Alcantara, que al tomar contacto con las historias de los usuarios y sus perros guía resolvió presentar a las personas como ocurre el proceso de entrenamiento de los perros.

Fuente: https://bit.ly/2k6YZXw

 

Dejar un comentario