Sociedad | Comprometidos | Internacionales

Sección de Noticias

: Información, opiniones, columnas y notas "periodísticas"

Un proyecto de Brasilia ya entregó 51 perros guía en todo Brasil

Imagen relacionada

El servidor público Silvo Gois de Alcántara, de 44 años, recibió la labradora Bia en su casa hace casi tres años.Ella es su tercer perro guía y le proporciona mejor calidad de vida y más autonomía y seguridad para moverse.“El cambio de vida con el perro guía es muy significativo en todos los sentidos”, dijo a la Agencia Brasil. El miércoles pasado, se celebró el Día Internacional del Perro-Guía.

Alcántara tiene una deficiencia visual severa. Se le diagnosticó aún niño con una enfermedad degenerativa que lleva a la ceguera total y hace más de 20 años tuvo la caída más intensa en la capacidad de ver. Siempre usó bastón para moverse, hasta que en 2002 recibió el Zircon, su primer perro guía, que ya murió. Después vino a Naná, ya jubilada, pero que aún vive con la familia de Alcántara, y hoy cuenta con el auxilio de Bia.

El principal cambio, según él, es en la locomoción, ya que el perro guía es entrenado, por ejemplo, para localizar escaleras, entradas y salidas y pista de peatones, además de desviar de todos los obstáculos, en cualquier nivel de altura. “Cuando llego el equipo, ella ya viene saltando y quiere salir con nosotros”, dijo.

Además de mejorar la locomoción, el perro guía ayuda en la socialización del deficiente visual. “Tenemos mucha más interacción con la sociedad, las personas se acercan, conversan”, dijo, contando que ya pasó por situaciones en que estaba con el bastón y fue ignorado y ya con el perro guía recibió la atención debida.

El servidor forma parte del Proyecto Perro guía de Ciegos del Distrito Federal, de la Asociación Brasiliense de Acciones Humanitarias. Creada en 2001, ya entregó 51 perros guía en el Distrito Federal y en otros estados del país. El proyecto cuenta con un centro de entrenamiento en asociación con Cuerpo de Bomberos del Distrito Federal, además de otros apoyadores.

La coordinadora del proyecto Lúcia Campos dijo que el principal desafío aún es conseguir recursos. “El proyecto sólo existe porque tiene excelentes alianzas”, dijo. El costo para formar un perro guía, según ella, llega a R $ 40 mil. La entidad no recibe ningún tipo de financiamiento público y, además de las alianzas, vive de donaciones y de las acciones de la Asociación Amigos del Perro guía.

El entrenamiento de un perro guía no es simple y dura unos ocho meses. Antes de eso, pasan por un período de socialización, aproximadamente por un año y medio, con las llamadas familias anfitrionas. Ellas tienen la responsabilidad de llevar a los perros a los más diversos lugares para que ellos conozcan el mundo en el que estarán insertados al guiar a las personas con discapacidad visual, como shoppings, restaurantes, autobuses, metro, plazas y escuelas.

Lúcia Campos cuenta que hoy en el DF existen diez cachorros en socialización y siete perros en entrenamiento.Según ella, hay alrededor de 150 perros guía en actividad en el país, para un público enorme de personas con discapacidad visual. Según el último censo del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), de 2010, hay en el país más de 6,6 millones de personas con algún tipo de deficiencia visual severa, siendo que 506,3 mil se declararon ciegos.

“Es un trabajo que aquí en Brasil tiene muchas dificultades. La falta de recursos es muy grande incluso “, dijo, al defender la concesión de incentivos fiscales para las empresas y personas físicas interesadas en apoyar ese tipo de proyecto.

En 2005, fue sancionada la Ley 11.126 que habla sobre el derecho del portador de deficiencia visual de entrar y permanecer en ambientes de uso colectivo acompañado del perro guía. La coordinadora alerta, sin embargo, que las personas necesitan respetar al animal. “Cuando el perro está trabajando no llame atención, si alguien quitar la atención del perro guía puede poner el deficiente visual en riesgo. Eso es muy importante. “Él es chiquillo, pero está trabajando”, dijo, explicando que si el responsable del perro autoriza y saca la guía del animal, ahí sí está libre para jugar.

Fuente: https://bit.ly/2LdshQv.

Dejar un comentario