Sociedad | Comprometidos | Internacionales

Sección de Noticias

: Información, opiniones, columnas y notas "periodísticas"

Película estadounidense aborda la ceguera desde con la ficción y el romance

Resultado de imagen para all i see is you

Por detrás de sus ojos” peca al desarrollar trama sobre ceguera de modo pueril. Blake Lively interpreta a una mujer que vive un conflicto con su marido cuando vuelve a ver.

Algunas películas parecen existir sólo para confirmar una especie de teoría del autor a la inversa. Es decir, dependiendo del director, sabemos que las cosas, en algún momento, saldrán de los carriles.

“Por detrás de sus ojos” comienza razonablemente bien. La pareja formada por Blake Lively y Jason Clarke de algún modo funciona, tiene cierta química.

Ella, Ginny, perdió la visión en un accidente, cuando aún era adolescente. Es delicada, necesita cuidados. Él, James, es grande, cara dura, pero tierno, se casó con Gina por amor y la auxilia como puede.

Hay un uso interesante y hasta osado de la visión subjetiva, una vez que se vuelve y se mueve todo se desvanece para entender cómo ve el mundo y caer en un abstracción un tanto extraño para una película americana.

Pero ellos viven en Tailandia, pues James ganó una promoción en la aseguradora en la que trabaja y, con ello, el dinero dejó de ser un problema para ellos.

Allí, entran en contacto con el médico vivido por Danny Huston. Este experto logra recuperar la visión de apenas un ojo de Gina, pues el nervio del otro habría sido definitivamente sacudido por el accidente.
Sucede que, después de recuperar la visión, todo lo que le era familiar se vuelve extraño. Incluso el marido. Ella ya no puede situarse en los lugares, ni siquiera en su casa. El proceso de adaptación a la nueva visión, por eso, se convierte en un obstáculo, principalmente en la vida de la pareja.

Es precisamente en ese momento que recordamos que la película es dirigida por Marc Forster. Por un simple motivo: las situaciones empiezan a convertirse en un poco burdas, e incluso detalles como la profesión de James (que trabaja con seguros, pero no consigue dar seguridad a su mujer) parecen gritar conexiones forzadas.

Forster nació en Alemania, pero siempre filmó en Estados Unidos. (2001), que tuvo como único mérito el Oscar a la mejor actriz para Halle Berry (ella brilla en una película débil).

De ahí en adelante, se dividió entre proyectos parcialmente autor, pero con fuerte llamamiento comercial (“El paso”, 2005, “Más extraño que la ficción”, 2006) y taquilleras como “007 – Quantum of Solace” (2008) de las peores películas de la serie, y “Guerra Mundial Z” (2013), tal vez su larga más interesante.

“Por detrás de sus ojos” tiene buenos actores y una primera mitad prometedora. Pero presenta un pecado común a ese tipo de película de casi misterio: la trama se desarrolla de modo pueril y se resuelve de forma embarazosa. Y, ahí, no tiene actuación que salve.

Fuente: https://bit.ly/2t9N6ot

Dejar un comentario